El inventor de las espinilleras: SAM WELLER WIDDOWSON

El inventor de las espinilleras: SAM WELLER WIDDOWSON

Hoy en día, vemos las espinilleras como una de las partes fundamentales del equipamiento deportivo a la hora de practicar deportes como el fútbol, el fútbol sala o el hockey entre otros; dado la necesidad existente de proteger unas zonas tan sensibles como son la tibia y la espinilla, cuyos golpes y lesiones pueden ser muy dolorosos y graves. Sin embargo, ¿sabemos cuál es su origen y quien fue su inventor?

Si preguntamos a nuestros amigos: ¿Conocéis a Sam Weller Widdowson? Posiblemente el 99% de la gente diría que no. Sin embargo este personaje que nació en la era victoriana es el inventor de lo que hoy conocemos como espinilleras.

Sam nació en el año 1851 en Hucknall, municipio del condado de Nottighamshire en Gran Bretaña y falleció en el año 1927 en Beeston. De familia numerosa, puesto que él era el sexto de 10 hermanos, la historia nos cuenta que su nombre fue debido a una de las novelas escritas por el destacado novelista inglés Charles Dickens; “los Papeles Póstumos del Club Pickwick”.

Con la edad de 15 años, empezó su carrera futbolística en el mítico club, ganador de dos UEFA Champions League, en 1979 y 1980, el Nottingham Forest. Club fundado un año antes en 1865. Al mismo tiempo compaginaba el fútbol con otro de sus deportes favoritos, el cricket, donde jugaba en el equipo principal del condado el Nottinghamshire CCC.

Gran atleta y destacado por sus cualidades físicas; fuerza, habilidad pero sobretodo velocidad, corría 91 metros en alrededor de 10,25 segundos. Estas eran unas características que se ajustaban perfectamente el estilo de fútbol de la época, en la que premiaban las habilidades físicas frente a las técnicas, y en el que la pelota poco suelo tocaba en el transcurso del partido.

Primeras espinilleras de la historia:

De su experiencia en estos deportes y dada la dureza que presentaban ambos en aquella época, se le ocurrió la idea de innovar, creando unas protecciones para los zonas comentadas; tibia y espinilla. A continuación podemos observar el boceto que utilizo para la fabricación de las espinilleras.

Consistía en un par de almohadillas de cricket cortadas a medida, las cuales fueron atadas a las medias por medio de dos correas de cuero. Era un método un poco rudimentario, que desato las burlas de algunos de sus compañeros, pero que con el paso de los días se demostró que amortiguaban los golpes recibidos y paliaban el origen de las lesiones o reducían su gravedad, por lo que gano gran popularidad, dando lugar al nacimiento de las espinilleras que hoy en día conocemos.

En la actualidad, podemos observar cómo han evolucionado las espinilleras desde la época victoriana hasta la actualidad, y no solo en los que se refiere a su geometría, sino también a los materiales utilizados, desde almohadillas a la fibra de carbono entro otros.

Por lo tanto podemos decir, que gracias a Sam Weller Widdowson, nuestra tibia y espinilla cuenta en nuestros tiempos con una protección que nos sirve fundamental para reducir el riesgo de sufrir lesiones mientras disfrutamos jugando a lo que más nos gusta.

Cerrar menú
×
×

Carrito