¿Qué es el VAR? Funcionamiento y utilización.

¿Qué es el VAR? Funcionamiento y utilización.

En un mundo que evoluciona a cada segundo, es necesario una rápida adaptación a los cambios para poder optimizar y mejorar algo ya existente, con el objetivo de que no pierda valor con el tiempo; y esto se consigue gracias a la ayuda de la innovación y la tecnología. A continuación vamos a hablar sobre lo que se considera la mayor revolución de la historia en el fútbol: el VAR.

El mundo que rodea el fútbol es considerado como un ecosistema en el que caben muchas mejoras y optimizaciones, pero en el que la entrada de la tecnología en lo que se refiere a las reglas de juego, se ve con recelo y desconfianza, por la posible pérdida de la esencia del fútbol.

Ahora bien, en los últimos años, debido a grandes errores cometidos por los árbitros en competiciones importantes como Copas del Mundo o Champions League, existe una tendencia a innovar en este sentido, para evitar que errores humanos puedan suponer la eliminación de un equipo de manera injusta. A ello, ayudó en gran medida, el éxito que esta tecnología ha tenido en otros deportes; como el “ojo de halcón” en el tenis, danto lugar en el fútbol al sistema VAR.

El Vdeo Assistant Referee, más conocido como VAR, consiste en un conjunto de cámaras que retrasmiten el partido en directo en una cabina apartada del terreno de juego, en la cual varios asistentes de vídeo tienen la capacidad de revisar todas las situaciones que afecten al desarrollo del mismo. Se trata en definitiva de un sistema de video arbitraje en el fútbol, en el que el árbitro puede rectificar o penalizar jugadas que pueden ser determinantes en el resultado final.

El funcionamiento es muy sencillo, pero su utilización en dos grandes competiciones como han sido el Mundial de Clubes celebrado el pasado mes de diciembre y la Copa Confederaciones desarrollada durante las dos últimas semanas, han dejado sensaciones agridulces.

Con este sistema intervienen activamente dos sujetos, el árbitro y los asistentes de vídeo. En el momento en el que alguno de ellos aprecia que existe una jugada susceptible de ser revisada, se comunican entre ellos. Y es en ese momento, cuando el árbitro central pide a los asistentes de vídeo que le comuniquen lo que han visto, y en el caso en el que siga teniendo dudas para tomar una decisión definitiva, éste puede revisar la jugada a través de unas pantallas situadas a pie de campo.

 

Ahora bien, el árbitro, no puede hacer uso del VAR, en todas las situaciones del juego.

Situaciones de uso del sistema:

  1. GOLES: A tenor de lo establecido por la FIFA y para evitar los errores humanos que pueden llegar a ser más visibles como son aquellos que afectan a los goles, este sistema “ayuda al árbitro a determinar si se ha producido alguna infracción que impida conceder gol”. No solo hace referencia a observar si el balón traspasó o no la línea de gol, sino también si ese gol viene precedido por alguna acción antirreglamentaria; ya sea un fuera de juego o una falta.

 

  1. PENALTIS: Este sistema garantiza la señalización correcta de esta acción de juego.

 

  1. TARJETAS: Con el objetivo de averiguar la gravedad de la falta o infracción, permite al árbitro sacar la tarjeta que más se ajuste. A su vez, ayuda en la identificación de acciones antirreglamentarias, como las agresiones.

 

  1. IDENTIFICACIÓN DE JUGADORES: Para esclarecer quiénes son los jugadores responsables de determinadas acciones antirreglamentarias en los que se ven involucrados muchos de ellos. Con ello se evita, sancionar al jugador o jugadores equivocados.

 

Todo cambio o innovación es objeto de debate y de críticas. Durante los dos campeonatos ya mencionados, los cuáles fueron utilizados como escenarios reales para observar la eficacia del sistema, se apreciaron algunos errores o aspectos que requieren un estudio y optimización. El mundo perfecto no existe y este sistema por el momento no se acerca a ser considerado como correcto, pero sí esperanzador.

 

Esto es debido a que el sistema evidencia tres problemas que rompen lo que es la esencia del fútbol. En primer lugar, el tiempo de espera a que el árbitro tome una decisión en función a la información facilitada es muy largo, siendo por lo tanto un sistema muy lento. Esto hace que exista un segundo problema; que el ritmo del partido se rompa, perdiendo fluidez. Y el tercer problema es que el árbitro pierde algo de autoridad, al existir la posibilidad de revisar todas sus decisiones.

 

En este debate sobre la eficacia o no del VAR, muchos jugadores y exjugadores se han pronunciado a favor o en contra. Uno de los personajes más influyente del mundo del fútbol de los últimos 20 años como es Zinedine Zidane se manifestó a favor: “Todos estamos de acuerdo en mejorar las cosas y la tecnología no la va a parar nadie. Es cuestión de tiempo, cada vez que se empieza algo se necesita tiempo”. Por el contrario, uno de sus jugadores manifestó una actitud totalmente contraria: “Es un nuevo invento que para ser honesto no me gusta creo mucha confusión y espero que esta regla no continúe porque para mí no es fútbol y no me gusta, tenemos que centrarnos en nuestro juego pero la primera impresión no es buena”.

 

Todo cambio que genere más valor a un deporte que es seguido por millones de personas siempre es bien recibido, pero éste tiene que estar totalmente optimizado para sacarle todo su rendimiento y para que sobretodo, los jugadores no sientan que rompe el ritmo del partido y que con su aplicación se pierde la esencia del fútbol.

Esta búsqueda por mejorar el mundo del fútbol a través de la tecnología y por consiguiente de la innovación está muy presente en Podoactiva pero en el ámbito de ofrecer a los clientes soluciones que mejoren su salud y bienestar. Investigando y analizando mejoras e innovaciones en sus servicios y productos para dotar al cliente de un valor diferencial.

 

 

Cerrar menú
×
×

Carrito